Sí Se Puede presenta una moción para la retirada y sustitución de tuberías de agua potable con fibrocemento.

Por cuestiones ineludibles de salud pública, es absolutamente prioritario que el ayuntamiento realice a corto plazo el correspondiente esfuerzo presupuestario para la eliminación de las tuberías de fibrocemento de la red de abastecimiento de agua potable, aunque ello suponga tener que dejar en segundo plano otras inversiones, seguramente importantísimas, pero indudablemente con menos repercusión sobre nuestra salud y la de los nuestros.

A fecha de noviembre de 2018, y según los datos obtenidos de la sección de  aguas municipal, de los 216 km de tuberías de abastecimiento de agua potable, 100 km siguen siendo aún de fibrocemento, habiéndose procedido durante los últimos cuatro años solamente a la sustitución de 9 km de dicho material. De seguir esta progresión en la acometida de tan ingente obra, los arandinos seguiríamos bebiendo agua de una red, fabricada de un material que contiene amianto, durante, cuatro décadas más, con el consiguiente riesgo para la salud, que se vería incrementado exponencialmente a medida que lo hace a su vez el envejecimiento de la red.