Podemos exige políticas que fijen población en Aranda.

El candidato a la alcaldía, Andrés Gonzalo, ha lamentado los datos que señalan que menos del 9% de los contratos firmados en 2018 fueron indefinidos

Aranda de Duero. Podemos ha denunciado la situación laboral que atraviesa la comarca de La Ribera, con “ausencia de empleos fijos y de calidad” que permitan “fijar población”, y propone un mayor apoyo a la industria y a las infraestructuras que faciliten la implantación de empresas.

La formación morada en Aranda de Duero ha aludido a los últimos datos publicados en materia de empleo para 2018, que indican que menos del 9% de los contratos firmados fueron de carácter indefinido. El candidato de Podemos a la alcaldía de Aranda de Duero, Andrés Gonzalo, ha lamentado que de acuerdo a estas cifras, los jóvenes no se planteen siquiera “quedarse en su tierra, hacer planes de futuro, establecer un hogar o mantener una familia”, ya que no se les ofrece “ninguna estabilidad”.

Podemos propone un mayor apoyo de las administraciones a la red industrial de Aranda de Duero como estrategia clave para crear empleo de calidad y fijar población. Esto implica el mantenimiento y la mejora de estructuras “cruciales”, como la reapertura urgente de la línea 102  del ferrocarril directo  Madrid-Burgos o medidas que faciliten el transporte de mercancías aprovechando el enlace con el puerto de Bilbao. En este punto, han recordado la sombra proyectada por la deslocalización sobre numerosos territorios de España; en su mayoría, áreas que no ofrecían los suficientes incentivos económicos a las empresas.

Por otra parte, Podemos Aranda de Duero ha reivindicado la terminación de las obras en la A-11, que comunica Soria con Valladolid, ya que su estado actual “condena lentamente a la comarca a la falta de inversión y crecimiento”. En cuanto a esto, la formación opina que “el déficit de liderazgo e implicación por parte de las instituciones (Junta de Castilla y León, Diputación y Ayuntamiento de Aranda de Duero) hace que los ribereños miren el futuro de la comarca “con incertidumbre y desconfianza”.

Andrés Gonzalo ha criticado que los datos ofrecidos por el Servicio Público de Empleo de Castilla y León sean “engañosos”, ya que hablan de 22.807 contratos de trabajo cerrados en La Ribera pero olvidan añadir las condiciones de dichos empleos. Se trata de ofertas de empleo que en 2018 se centraron principalmente en el sector servicios y en el sector agrícola, ocupaciones que presentan “una gran temporalidad” ya que contribuyen en gran medida al “empleo estacional”, dependiendo de la época de vendimia y de mayor afluencia turística.

Además, el candidato ha defendido que la inserción laboral ya no es sinónimo de inserción social, ya que “hay personas que pasan años entrando y saliendo de contratos temporales sin lograr una estabilidad mínima”. Así, ha denunciado que continúen firmándose contratos laborales “por horas, días o semanas” y que se anuncien “a golpe de WhatsApp”. Los empleados, además, se ven forzados a firmar varios contratos en un mismo mes para poder rebasar “el salario mínimo”.

Finalmente, Podemos Aranda de Duero ha lanzado un mensaje de apoyo a todos aquellos profesionales altamente cualificados, sobre  todo entre el sector más joven de la población: médicos, ingenieros, arquitectos, químicos o radio-físicos, “desterrados” de la comarca “porque su tierra y las políticas de aquellos que la gobiernan, no les ofrece un futuro laboral”.